El golfista chileno Joaquín Niemann salió a arriesgar en la última ronda del difícil US Open. Llegaba con un acumulado de +3 con claras oportunidades de quedar dentro de los TOP 5 del torneo.

Sin embargo, “Joaco” salió a jugar el límite y no le trajo los resultados esperados. Tuvo dos doble bogeys, en los hoyos 1 y 5, mientras que sumó seis bogeys en los hoyos 4, 5, 10, 15, 17 y 18. Además, tuvo tres birdies en el 3, 6 y 9. Cerró el torneo con un acumulado de +10 golpes en la posición T23.

Pese a todo, el chileno completó una gran actuación en una cancha que es reconocida por su dificultad. Sólo el campeón del torneo, el estadounidense Bryson DeChambeau -primera vez que logra un Major- quedó bajo par con -6 golpes. Todo el resto de los jugadores quedó en par hacia arriba.

Ahora el chileno descansaría por dos semanas para volver a los próximos torneos del PGA Tour.