Suman y siguen las novedades respecto al próximo Tour de Francia, aunque la mayoría de las noticias no son positivas. El colombiano Egan Bernal , 23 años, volvió al pelotón ganando la Ruta de Occitania. Pero fue sometido a continuación en el Tour de l’Ain, por quien se confirmaba como gran rival para el Tour, el esloveno Primoz Roglic (30 años). Se repitió la historia en el Dauphiné, hasta que uno y otro dejaron la prueba antes de tiempo sembrando dudas antes de la Grande Boucle, que comienza el día 29 en Niza.

El INEOS confirmó que el colombiano no salía el sábado porque “tiene un ligero dolor de espalda y lo mejor para él es tomárselo con calma. Falta poco para el Tour y es importante que llegue al ciento por ciento. No es un problema importante y es mejor la precaución”. En ruta el actual rey del Tour no pudo con Roglic y un Jumbo Visma dominador.

Pero el antiguo saltador de esquí nórdico y campeón de La Vuelta 2019, además de tercero en el Giro 2019 y cuarto en el Tour 2018, sufrió una caída el sábado y no apareció el domingo con su maillot de líder del Dauphiné. “Roglic tuvo un golpe fuerte en la cadera y solo queremos ver cómo responde. Es mejor prevenir que curar”, informó un Jumbo que ya había perdido a Steven Kruijswik, con un hombro dislocado y la duda de si llegará a tiempo a la salida del Tour.

La formación holandesa rindió perfectamente como colectivo y recuperó a Tom Dumoulin, en una vuelta ascendente a la actividad. Si bien, Roglic parecía por encima de todos hasta que sufrió uno de los accidentes que se están repitiendo en un nervioso regreso a la carretera tras el parón por la Covid-19. Mucha ansia competitiva por ganar, interrogantes sobre la respuesta del cuerpo en unas fechas diferentes, un calendario concentrado y una preparación no controlada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.