Se acumulan las emergencias personales entre los jugadores de la NBA. Y llueve sobre mojado en el caso de los Clippers. El equipo angelino se queda provisionalmente sin Patrick Beverley. El jugador ha abandonado la burbuja Disney.

El escolta se ha marchado por un asunto personal de emergencia. Su intención es volver a Orlando lo antes posible. Porque quiere reiniciar la temporada con su equipo. Beverley entrenó con normalidad ayer martes. Pero tuvo que irse del campus de la NBA la misma noche del martes.

Su caso es similar al de su compañero Montrezl Harrell. Este también abandonó la burbuja por una emergencia personal. Clippers afrontará su reinicio competitivo el 30 de julio y será con un estelar duelo contra los Lakers. Pero antes jugará partidos de preparación de hecho hoy tiene el primero ante Orlando Magic.

En tanto temporada para olvidar la de Justise Winslow. El jugador se despide de la misma habiendo jugado solo 11 partidos con Miami Heat y no habiendo podido debutar con su nuevo equipo, Memphis Grizzlies, al que llegó en febrero.

Winslow jugó su último partido el 8 de enero. Un mes después, en febrero, llegó a Memphis Grizzlies pero aterrizó lesionado, no jugó un solo segundo en los 2 meses de competición que hubo desde su fichaje hasta la cancelación de la temporada (11 de marzo) y no lo hará tampoco en la reanudación de la liga. El jugador se lesionó esta vez tras recibir un golpe en un partidillo de entrenamiento. Se dañó la cadera. Adiós a la burbuja de Orlando.

Otra noticia negativa llega desde Indiana Pacers, pues una fascitis plantar no es un problema menor. Muy al contrario hay que ser cautos para que no acabe en una lesión de enjundia. Y en eso están los Pacers. Lidiando con los problemas físicos de un jugador clave, nada menos que Domantas Sabonis.

Sabonis lleva 3 días sin poder soportar peso alguno en el pie derecho. Todo por culpa de una fascitis plantar. Lo ha reconocido su entrenador, Nate McMillan. Domas anda renqueante. Y los Pacers, preocupados. No hay que olvidar que es la gran estrella de Indiana a falta del mejor Oladipo.

Para cerrar una buena noticia para Lakers: Markieff Morris se reúne con el resto del equipo en la burbuja Disney. El jugador no había viajado hasta la fecha a Orlando y es hoy cuando tiene pensado incorporarse a la expedición angelina.

Morris tendrá que guardar la cuarentena preceptiva en el hotel del campus de la NBA en el que se aloja su equipo una vez llegue a la burbuja. La llegada del ala-pívot es un pequeño respiro para un equipo que se quedó sin Avery Bradley y sin Rajon Rondo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.