La infanta Pilar de Borbón, presidenta de la Federación Ecuestre Internacional (FEI) de 1994 a 2006 y ex miembro del Comité Olímpico Internacional (1996-2006), ha fallecido a los 83 años en Madrid tras haber permanecido ingresada en una clínica de Madrid. A la duquesa de Badajoz se le diagnosticó el pasado año un cáncer de colon que la obligó a pasar por el quirófano.

Tanto el rey Juan Carlos como la reina Sofía han acudido este miércoles al hospital Ruber Internacional después de que la familia les comunicara que el estado de salud de la tía de Felipe VI era muy grave. Ambos han abandonado la clínica pasadas las 14.30 horas, al poco de confirmarse el fallecimiento de la infanta Pilar. En las últimas horas, también habían acudido al centro sanitario sus cinco hijos -Simoneta, Juan, Bruno, Luis y Fernando- a la vista del empeoramiento de su madre.

Doña Pilar, que hablaba francés, inglés, italiano y portugués, fue una mujer viajera por las circunstancias del exilio y por afición y estuvo siempre muy vinculada al mundo del deporte, y tras demostrar su talento como amazona, llegó a la presidencia de la Federación Ecuestre Internacional, en la que estuvo doce años (1994-2006), además de ser miembro de honor del Comité Olímpico Internacional y parte del consejo del Comité Olímpico Español.

«Es mejor irse a tiempo, antes de que te den la patada. Ya me siento cansada, viajo continuamente y los viajes largos, a pesar de ser divertidos, me agotan», justificó en su día la renuncia al cargo para disfrutar más tiempo de sus hijos y nietos, recordando que renunció a sus derechos a la sucesión a la Corona al casarse con alguien que no tenía sangre real.