Tras más de 20 semanas encerrado en California, Estados Unidos, el chileno Óscar Bravo se enfrentará al estadounidense Rubén Torres de 22 años que está invicto este domingo 26 de julio.

En marzo Bravo y Gonzalo Fuenzalida viajaron a Los Ángeles para unirse al equipo del reconocido entrenador mexicano-estadounidense Joel Díaz en su campamento que queda en Indio, Riverside, al costado del valle Coachella.

“Me siento en óptimas condiciones. Ha sido un campamento largo, a mí me benefició la pandemia. Estoy conforme con todo el trabajo que se ha realizado con mi entrenador Joel Díaz y con los buenos sparrings que he tenido en Indio. Esta es mi sexta pelea en Estados Unidos, pero es la primera vez que me preparo excelentemente bien”, dijo Óscar Bravo al sitio Boxeadores.cl.

Además, el chileno tuvo palabras para el duelo que enfrentará al invicto Rubén Torres. “Toda mi experiencia en Estados Unidos me ha fortalecido. En estos momentos, me encuentro más fuerte que nunca, he hecho un increíble y largo campamento. Estoy preparado para darle una más agresiva que las que he tenido anteriormente en EE.UU. Ahora sí que estoy bien preparado para dar la gran sorpresa, llevarme el triunfo y celebrar con toda la gente que me apoya en Chile y en EE.UU.”, expresó.