El equipo femenino de Palestino anunció la desvinculación y término de sus funciones a Ignacio Montano, kinesiólogo de la institución árabe tras la denuncia de una jugadora del plantel en la que relata los abusos sufridos por parte del profesional. 

Se trata de Emilia Pastrián, jugadora y seleccionada nacional que dio a conocer su relato en sus redes sociales. “Lo hago público para que no se vuelva a repetir con más niñas, es una situación compleja y más aún cuando él está en constante contacto con personas”, parte diciendo la futbolista.

“En un principio pensaba que sólo me joteaba a mí, pero con el pasar de los días y al hablarlo con otras personas me dí cuenta de que no, que hacía lo mismo con más niñas y más pequeñas, pero la situación (de) ellas (es) más compleja que la mía… Nos pusimos en contacto y cada una relató su historia y este individuo siempre se excusaba, evadía el tema o las hacía sentir culpables diciendo que “malinterpretan sus intenciones”, explicó Pastrián. 

Tras su confesión, fueron dos compañeras más las que se sumaron a las acusaciones. Se trata de la jugadora de Coquimbo en fútsal Natalia Paredes y la futbolista de Unión Española, Sofía Sáez. 

Palestino, además de desvincular al profesional, confirmó que entregará ayuda legal y sicológica a su jugadora. “Nosotros como fútbol femenino no queremos dejar pasar esto porque creemos que los tribunales tienen que ver estos casos. Este niño se tiene que defender, tiene que dar su visión, pero las pruebas son contundentes”. 

View this post on Instagram

Funa Ignacio montano @nachomontanoguerrero , lo hago público para que no se vuelva a repetir con más niñas, es una situación compleja y más aún cuando el está en constante contacto con personas, se supone que esta en tratamiento psicológico pero ni idea el porqué, siempre se excusa sacando el tema del psicólogo y haciendo sentir culpable a las demás personas cuando él es el problema aquí, no sabía si publicarlo o no porque en un principio pensaba que sólo me joteaba a mí pero con el pasar los día sy al hablarlo con otras personas me di cuenta que no, que hacía lo mismo con más niñas y más pequeñas pero la situación ellas más compleja que la mía, nos pusimos en contacto y cada una relato su historia y este individuo siempre se excusaba, evadia el tema o las hacía sentir culpable diciendo que "mal interpretaban sus intenciones". Hace un par de horas decimos hacerlo público para que esto no se repita con más niñas, actualmente Ignacio fue despedido de forma inmediata al dar a conocer esta situación en conjunto con las pruebas(pantallazos). Espero y se que es difícil dar a conocer esto, pero a cada persona que le pase algo similar o peor tome carta en el asunto para que no se siga repitiendo, abajo los marchitos y personas que se creen con el derecho de pasar a llevar de cualquier forma a una persona, fuerza para quienes han pasado esto, se lo difícil que es pero debemos empoderarnos y derrocar estos hechos!

A post shared by emilia pastrian rubio (@epastrian_._) on