Los Juegos Olímpicos de Tokio no podrían celebrarse el próximo año si las condiciones que rodean la pandemia de coronavirus continúan como están, dijo este miércoles el presidente del comité organizador. En una entrevista con la emisora japonesa NHK, Yoshiro Mori afirmó que tenía esperanzas de que la situación mejorara y sugirió que la clave era una vacuna.

“Si este tipo de situación (con COVID-19) continúa, ¿es posible celebrar los Juegos?” la NHK le preguntó a Mori. “Si la situación actual continúa, no podríamos”, respondió Mori, hablando en japonés. Los Juegos Olímpicos de Tokio están programados para inaugurarse el 23 de julio de 2021, un año después de este jueves.

Una pequeña ceremonia de 15 minutos sin público está programada para este jueves en el nuevo estadio nacional para marcar la fecha. El Comité Olímpico Internacional y los organizadores japoneses han expresado en repetidas ocasiones su confianza en que los JJ.OO. se llevarán a cabo, aunque han ofrecido pocos detalles sobre cómo pueden celebrarse en medio de una pandemia.

El COI y los organizadores también han dicho que las Olimpiadas no se pospondrán de nuevo y se cancelarán. “Sería demasiado para nosotros responder a cada una de estas preguntas hipotéticas”, dijo Mori. “No creo que esta situación dure un año más”.

Los investigadores han dicho que una vacuna podría estar a seis o nueve meses vista, lo que Mori dijo que era la clave. Sin embargo, algunos se preguntan si los jóvenes atletas deben ser una prioridad, y si todos estarían de acuerdo en ser vacunados.

“El hecho de que las Olimpiadas puedan realizarse o no se trata de si la humanidad puede vencer al coronavirus”, aseguró Mori. “Específicamente, desarrollar una vacuna o un fármaco es el primer punto”.

Los organizadores y el COI dicen que quieren simplificar los Juegos para ayudar a reducir los altos costos. Pero los funcionarios no pueden decir ahora si habrás espectadores el próximo año, o si los atletas se enfrentarán a cuarentenas. Dicen que pocos detalles estarán disponibles hasta el otoño. Los planes prevén que todo el contingente de 11.000 atletas olímpicos y 4.400 paralímpicos compitan en 42 sedes.

Cerca de 1.000 muertes en Japón se han atribuido al coronavirus. Tokio ha visto un aumento en el número de casos diarios en las últimas semanas, que alcanzó un máximo de casi 300 la semana pasada. Pero las cifras son relativamente modestas para un área metropolitana de 14 millones de habitantes.