El combate por el cinturón de los pesos pesados entre el estadounidense Deontay Wilder y el retador mandatorio, Alexander Povetkin no se realizará este sábado 21 de mayo, debido a que el europeo dio positivo a sustancia prohibida.

Povetkin arrojó positivo a la sustancia Meldonium, proscrita del deporte desde el 1 de enero de este año, razón por la que se decidió no celebrar el pleito.

La pelea no ha sido cancelada, pues se espera que haya una reprogramación del pleito, primero de un campeón mundial del peso pesado estadounidense en territorio ruso.

No obstante, las cosas podrían tomar otro camino en caso de que se decida aplicar una sanción a Povetkin, lo que supone entonces la cancelación definitiva del combate.

El pleito de Wilder ante Povetkin se tenía como un paso importante en su carrera, ya que de salir como ganador, habría podido enfrentarse a quien triunfe en la pelea entre Wladimir Klitschko y Tyson Fury, programada para el 9 de julio en Londres, Inglaterra.

Wilder espera, aún así, retar al triunfador para un combate en el mes de noviembre.

De parte del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), su presidente, Mauricio Sulaimán, esperará una evaluación de lo sucedido, basado en los reglamentos del organismo.

Por lo pronto, Wilder está de vuelta en los Estados Unidos, y posiblemente, haga una pelea opcional con el beneplácito del CMB, ante un rival ubicado en la clasificación.

 

Por: Claudio Medrano S.