Sigue la racha de escándalos en el mundo del deporte y ahora es el ex entrenador del equipo austríaco de esquí de fondo y biatlón Walter Mayer quien fue sentenciado a 15 meses de prisión condicional ayer viernes por proporcionar productos dopantes en el caso Aderlass, que fuera desmantelado de una red internacional de dopaje en 2019, comunicó el Tribunal regional de Innsbruck (Austria).

Walter Mayer, de 63 años, se declaró parcialmente culpable y renunció a su derecho de apelación, pero el fiscal no ha hecho su petición todavía y el veredicto no es definitivo. El ex entrenador del equipo nacional fue declarado culpable de haber desempeñado un papel central en la creación de una gran clientela de atletas a quienes proporcionó productos de dopaje, incluidos EPO y hormonas de crecimiento durante varios años.

Fue implicado a raíz de una llamada telefónica a la policía durante el Campeonato Mundial de Esquí Nórdico en el centro turístico austriaco de Seefeld en febrero de 2019. Esta operación condujo al desmantelamiento de una importante red de dopaje organizada alrededor del médico alemán Mark Schmidt, también arrestado.

Fue el ex esquiador de fondo austriaco Johannes Dürr quien reveló la existencia del tráfico, siendo acusado de colaborador activo. Walter Mayer había estado involucrado previamente en escándalos de dopaje que afectaron a Austria en los Juegos Olímpicos de Salt Lake City 2002 y Turín 2006.