SE SUMA SUIZA: LA GIMNASIA MUNDIAL EN LA MIRA POR ABUSOS

La gimnasia rítmica en Suiza se ve sacudida por un verdadero terremoto. Hace dos semanas, dos ex atletas denunciaron agravios extremos. La Asociación Suiza de Gimnasia (STV) se vio obligada a despedir a la entrenadora de Nati Iliana Dineva y su asistente Aneliya Stancheva debido a las descripciones violentas del terror psicológico.

Y ahora más ex deportistas se están rebelando. En el «NZZ am Sonntag», Lisa Rusconi (22) y Stephanie Kälin (25) describieron los tormentos que experimentaron especialmente antes del 2013 bajo el entrenador en jefe Heike Netzschwitz.

«Fuimos golpeadas e insultadas. A veces teníamos moretones en los brazos o las piernas, por pellizcos o golpes», dijo Rusconi. Y Kälin agrega sobre el terror psicológico: «Escuchamos que éramos estúpidas y discapacitadas».

El peso también era un tema recurrente. «Teníamos que subir a la balanza todos los días. Se nos permitía tener el mismo peso del día anterior o más liviano. Pero nunca más gramos» dijo Kälin. «Debido a que en una ocasión subí 200 gramos, los entrenadores nos apretaron e hicieron un gran teatro. Empecé a usar dos suéteres para sudar lo máximo posible antes de pesarme».

También se les prohibió beber durante los entrenamientos largos. O solo estaba permitido si hacían los ejercicios correctamente. Kälin recalca: “También se consideró un error si no sonreíamos. A veces lloraba durante los ejercicios, pero mi boca sonreía de todos modos».

Después del despido de Netzschwitz, la situación mejoró. Pero entonces llegó Dineva. Rusconi todavía estaba activa para entonces, pero sufrió una lesión. «Me trataron como si fuera invisible, como si ya no existiera». Finalmente, renunció en 2017. «Si no me hubiera detenido, habría perecido, habría sido como un suicidio».

Ninguna de las dos se había atrevido a hablar con sus padres durante todo ese tiempo. Pero cuando comenzaron a defenderse, no fueron escuchadas en el STV. «Cuando renuncié en 2017, tuve una cita con mis padres y con los dos jefes de la asociación. Les dije todo», dice Rusconi. «Su respuesta fue que los entrenadores no iban a ser despedidos ahora. Les advertí de los problemas, pero no me escucharon».

Etiquetas:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta