Los ciclistas Richard Carapaz, de Ecuador, y Sergio Luis Henao y Esteban Chávez, ambos de Colombia, encabezan la legión de latinoamericanos confirmados para la Vuelta a España, que dará inicio el 20 de octubre en Irún, País Vasco.

Carapaz, titular del Giro de Italia 2019, llega con el sólido equipo Ineos, en el cual tiene como compañeros al costarricense Andrei Amador y a los cafeteros Brandon Rivera e Iván Ramiro Sosa, así como al estelar y capitán, el británico Christopher Froome, entre otros.

Sin lugar a dudas, el pedalista ecuatoriano tiene opciones de luchar pos su segunda corona en una de las grandes carreras del ciclismo internacional, sin embargo, habría que ver cuál será la estrategia de los directivos de la formación de Reino Unido.

Apostarán por la juventud y sueños de Carapaz, o por la historia y experiencia de Froome, campeón en cuatro Tours de Francia (2013, 2015, 2016 y 2017 en un Giro de Italia (2018) y dos en la prueba española que se aproxima (2011 Y 2017).

Empero, ellos no serán los únicos con aspiraciones y calidad para imponerse en el clásico ciclístico español, allí, también pelearán hombres como el esloveno Primoz Roglic, campeón defensor que llega bien escoltado.

En esta oportunidad Roglic tendrá como líder escolta al neerlandés Tom Dumoulin y a gregarios de lujo como el también neerlandés Robert Gesink, el neozelandés George Bennett y el estadounidense Sepp Kuss.

No obstante tendrá que trazar una buena estrategia para solventar los dos mil 846,9 kilómetros previstos y los embates de hombres que se quedaron con los deseos de encumbrarse en el Tour de Francia 2020. Entre ellos, están el francés Thibaut Pinot y su escolta David Gaudu por el equipo Groupama, el colombiano Chávez, tercero en la Vuelta 2016 cuando ganó su compatriota Nairo Quintana, o el ídolo local Alejandro Valverde, campeón en 2009, subtitular en 2006, 2012 y 2019 en España.

Otros que optarán por el trofeo de campeón serán el también galo Tom Dumoulin, séptimo en el Tour 2020, el local Enric Mas (5), el italiano Damiano Caruso (10), el francés Guillaume Martín (11) y el estadounidense Sepp Kuss (15).

De momento, todos se alistan para el próximo martes tomar la largada desde la localidad de Irún con cierre en la de Arrate en País Vasco.La distancia será de 173 kilómetros en un trazado con perfil de mediana montaña, estará dirigido a complacer a los clásicos escaladores que tendrá otras dos oportunidades hasta que en la cuarta etapa, llegue el primer tramo netamente llano.

Eso será el 23 de octubre, cuando el pelotón multicolor arrancará desde Garray en Castilla y León y finalizará en Ejea de los Caballeros, Zaragosa sobre 190 kilómetros.

El resto del programa contará con otras cuatro etapas preferidas por los velocistas, dos semimontañosa y seis de alta montaña, incluida la cronoescalada prevista para el 3 de noviembre, con inicio en Muros y meta en Dumbría a la distancia de 33,5 kilómetros.

En la versión pasada, disputada sobre tres mil 290,7 kilómetros entre Torrevieja, Valencia hasta esta capital, encumbró al esloveno Roglic, quien paró los relojes en 83 horas, siete minutos y 31 segundos.

Escoltaron a Roglic, el español Valverde, quien se quedó a dos minutos y 16 segundos, y su compatriota Tadej Pogacar a 2:38 minutos y que entonces mostraba su talento, el cual consolidó este año con la conquista del Tour de Francia.

Detrás de los medallistas quedaron los colombianos Nairo Quintana, a 3:29 minutos y Miguel Ángel López a 4:31, para comandar el pelotón latinoamericano.

ROBERTO HERAS, REY DE LA VUELTA

El español Roberto Heras se erige como el Rey de la Vuelta a España, pues en sus vitrinas guarda los trofeos conquistados en 2000, 2003, 2004 y 2005, derrotando a figuras como el ruso Pavel Tonkov o sus coterráneos Valverde y Carlos Sastre.

En la versión 55 de la prueba hispana, Heras aventajó a su compatriota Ángel Casero y al ruso Tonkov, pero además, dominó la clasificación por puntos y terminó segundo en la montaña, por detrás de Sastre.

Dos temporadas más tarde concluyó segundo como escolta del también español Aitor González, para luego establecer su monarquía con un primer triunfo en la edición 58 de la lid, en la cual cronometró 69:31.52 horas por delante de Isidro Nozal y el todavía activo Valverde.