El torneo nacional pretende cerrar la octava fecha hoy, con la disputa sin espectadores de los partidos entre Curicó ante Unión Calera y O’ Higgins frente a Antofagasta.

Se sabe que las próximas cuatro fechas se encuentran programadas y también se jugarán sin público. Pero es muy posible que la ANFP, en su reunión de hoy decida paralizar toda la actividad futbolística.

Pareciera sensato determinarlo e iría en la línea de los anuncios realizados ayer por las autoridades públicas que suspendió todas las actividades docentes y, de paso, adoptó una serie de medidas para enfrentar el coronavirus que avanza casi sin control. Pero es sabido el interés del CDF de que se juegue aún sin público lo que le permite no interrumpir las transmisiones televisivas.

La presión de los jugadores resultará determinante en la toma de decisiones y ya algunos se han manifestado públicamente, a favor de parar.

Por de pronto, ya la ANFP suspendió todas las actividades referidas al fútbol joven, ya sea de hombres y mujeres.