A horas del inicio de la Copa Confederaciones la Selección evidencia cierto favoritismo por el muy buen momento por el que atraviesan alguna de sus emblemáticas figuras y en consideración que ha salido campeón en las dos últimas versiones de la afamada Copa América.

En efecto, sus rivales más difíciles debieran ser Alemania y Portugal. Pero es sabido que el primero no va con sus mejores figuras y que el segundo basa mucho su juego en el aporte individual de Cristiano Ronaldo quien viene de grandes actuaciones tanto en la liga como en la Champións.

El resto entra en el terreno de lo abordable lo cual no significa en modo alguno desatender sus opciones.

Bravo regresando de Barcelona en un viaje flash no aclarado del todo
Bravo regresando de Barcelona en un viaje flash no aclarado del todo

Los  partidos amistosos celebrados antes de su debut, al margen de sus resultados sirvieron para observar algunos nombres que destacan en el plano local y en otras ligas menos competitivas como Valencia, Puch, Maripan, Sagal, Díaz, Rocco y Pinares, entre otros. Puch reafirmó lo que ya demostró en otras actuaciones y en este grupo destaco a Valencia y la grata actuación de Sagal y Pinares quienes perfectamente pueden saltar en cualquier momento a planos estelares.

La marginación por lesión de Castillo y Mora impidió verlos actuar en instancias más exigentes a dos delanteros de grandes condiciones.

Un poco tarde se dio a conocer oficialmente la marginación del equipo que comenzara jugando frente a Camerún, de Claudio Bravo, por lesión, lo que permitirá ver nuevamente en el pórtico a Johnny Herrera quien no tuvo una actuación muy convincente frente Rumania y claramente puede ser un factor que insegurice la defensa.

Pendiente está el tema de los premios lo que provoca un ambiente de cierta tensión que, como en otras oportunidades, seguramente será resuelto entregando prácticamente toda la recaudación de lo que le corresponda a Chile, lo que claramente representa una claudicación directiva inaceptable.

Chile no cambia mucho su equipo titular que le ha dado éxito y satisfacciones  pero, aún así, posiblemente podría haberse abierto un espacio para recrear en el éxito su juego y ajustar algunas piezas en franca declinación

No hay urgencia en ello pero observo un cierto desgaste ofensivo y ya declinación en alguna de sus piezas claves. A saber, Fuenzalida, Díaz, Herrera, Beausejour, Mena y uno que otro más.

Jara en Conferencia de Prensa: "No me gusta mucho cuando me hablan de que somos generación dorada. Antes tuvimos a un Salas y a un Zamorano".

Jara en Conferencia de Prensa:
“No me gusta mucho cuando me hablan de que somos generación dorada. Antes tuvimos a un Salas y a un Zamorano”.