Sorpresiva victoria de Brad Binder en Moto GP

El Gran Premio de la República Checa, celebrado este domingo en un pésimo circuito, el popular y querido trazado de Brno, ha confirmado que la ausencia de Marc Márquez (Honda), ganador de seis de los siete títulos celebrados en los últimos años, ha abierto el hambre del resto de pilotos, provocando una auténtica revolución en la parrilla de la categoría reina.

La firma austriaca KTM, que ha ganado títulos mundiales en todas las especialidades en las que ha decidido tomar parte de forma oficial, ha coronado este domingo su proyecto de la mano del joven sudafricano Brad Binder, de 24 años, antiguo campeón del mundo de Moto3, que ha conquistado la primera victoria de los austriacos a lo grande, imponiéndose a todas las grandes marcas, insistiendo en su chasis tubular y con la inestimable ayuda de Dani Pedrosa como piloto probador. Y Binder, ‘rookie’ en la categoría reina, ha ganado en su tercera carrera en MotoGP.

Binder, que ha ganado en MotoGP en su gran premio global número 148 pero solo el tercero en la categoría mayor, se ha convertido no solo en la gran revolución del 2020 sino en el primer piloto sudafricano que se corona en lo más alto del podio de la cilindrada más grande. KTM se ha coronado justo antes de pisar su circuito preferido, Spielberg (Austria), donde se van a disputar los dos próximos grandes premios. Y si Pol Espargaró no se hubiese caído tras un empujón de Johann Zarco, tal vez hubieran podido lograr doblete.

«Me faltan las palabras, es un día con el que he soñado desde niño y, al final, se ha hecho realidad. Gracias a mis padres y, sobre todo a KTM, que han terminado haciendo una moto ganadora y esperemos que este sea el comienzo de una época dorada para todos nosotros, especialmente para la marca austriaca que tanto ha peleado por alcanzar esta meta», comentó Binder con una serenidad portentosa.

Lo cierto es que el gran favorito de la carrera, el italobrasileño Franco Morbidelli (Yamaha), se adueñó del grupo nada más apagarse el semáforo y hasta que Binder, que ha sido escogido por KTM para ser el jefe de su equipo tras la decisión de ‘Polyccio’ de irse a Honda la próxima temporada, llegó con una autoridad determinante al frente de la carrera.

Cuando Binder llegó al colín de ‘Morbido’ no le duró ni dos curvas, ya que el surafricano tomó el mando hasta la bandera a cuadros provocando una de las mayores y más llamativas victorias de las últimas décadas en el Mundial de MotoGP. Morbidelli logró al menos su primer podio en MotoGP, por delante de Zarco, tercero.

Viñales defraudó y solo fue décimo cuarto.

La gran sorpresa de Brno y, sobre todo, la confirmación de que los neumáticos eran vitales en esta carrera fue el pésimo papel de Fabio Quartararo ganador dos veces en Jerez, que esta vez ha tenido que conformarse con la séptima plaza (sigue líder destacado del Mundial), así como Maverick Viñales (Yamaha, 14º) y Andrea Dovizioso (Ducati, 11º), en teoría los tres favoritos para ganar el título en ausencia de Marc Márquez, que hoy ha debido de disfrutar, en su casa de Cervera (Lleida), al ver que los favoritos se perdían en el asfalto de Brno.

Clasificación final de la carrera

Mundial de MotoGP:

  1. Fabio Quartararo (Francia, Yamaha), 59 puntos;
  2. Maverick Viñales (España, Yamaha), 42;
  3. Franco Morbidelli (Italia, Yamaha), 31;
  4. Andrea Dovizioso (Italia, Ducati), 31
  5. Brad Binder (Sudáfrica, KTM), 28.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.