Tiger Woods reapareció la pasada semana en el Memorial tras varios meses ausente de los campos, ya no solo por el confinamiento sino también por sus problemas de espalda. Sin embargo, el estadounidense notó molestias de nuevo durante la segunda ronda en esta maltrecha parte de su cuerpo y, pese a que pudo acabar el torneo, lejos de los mejores, su evolución de cara a próximos eventos quedaba en entredicho.

Woods ha anunciado en la tarde de este viernes que no tomará parte la próxima semana del Mundial FedEx St. Jude Invitational que tendrá lugar en Akron y que supone el torneo de más relevancia desde la vuelta a los campos tras la reanudación por la pandemia. El exnúmero 1 del mundo no quiere castigar todavía más su espalda y desea poder descansar para centrarse en próximas citas.

“Estoy decepcionado por tener que perderme el Mundial FedEx, pero creo que lo que hago es lo mejor para prepararme de cara al PGA Championship y a los playoff de la FedExCup”, ha explicado Woods en las redes sociales.

El PGA Championship tendrá lugar dentro de dos semanas, entre el 6 y el 9 de agosto, mientras que por lo que Woods ha decidido no forzar en la semana previa. Tampoco pierde de vista los torneos del playoff de la FedEx Cup que arrancarán dentro de un mes. Así, Tiger se perderá el tercer Mundial de la temporada, tras la celebración del HSBC en noviembre y de México en febrero y la cancelación a finales de marzo del Mundial Match Play.

Golf