La organización de los Juegos Olímpicos de Tokio planea que los deportistas participantes solo puedan desplazarse durante su estancia en Japón entre sus alojamientos y las sedes de entrenamiento y competición, para evitar posibles contagios de coronavirus.

El comité organizador de Tokio 2020 hizo público hoy su protocolo de seguridad sanitaria propuesto para la llegada de los deportistas a Japón y su estancia durante los Juegos, que será ahora discutido con el Comité Olímpico Internacional (COI) y las federaciones internacionales.

Los atletas no estarán obligados a observar el período de aislamiento de catorce días que actualmente se impone a las personas que llegan a Japón desde un amplio listado de países extranjeros, aunque sí deberán someterse a test constantes y verán limitados sus movimientos para evitar contactos con la ciudadanía.

«Los deportistas tienen que estar protegidos y si contactan con el público podrían infectarse. También tenemos que proteger a los ciudadanos de posibles contagios», explicó el director ejecutivo del comité organizador, Toshiro Muto, al presentar el plan en rueda de prensa.

El protocolo para los atletas y sus equipos técnicos les exigirá someterse a un test del nuevo coronavirus 72 horas antes de viajar a Japón y a contar un certificado médico que acredite un resultado negativo, a lo que se sumará un segundo análisis a su llegada a territorio nipón.

Los deportistas solo podrán moverse entre el aeropuerto, sus lugares de alojamiento (las localidades de acogida de equipos olímpicos antes de los Juegos y la Villa Olímpica de Tokio durante la competición) y las instalaciones deportivas.