La realidad del hockey chileno y uruguayo es similar, ambos no cuentan con cancha pública para el desarrollo de sus selecciones. La Federación de Hockey de Uruguay logró iniciar el proyecto para cumplir el anhelo en noviembre de 2019, pero la crisis sanitaria ha afectado considerablemente la recaudación de fondos. Para completar la etapa final, se está solicitando la ayuda de la comunidad mundial del deporte.

Durante su historia, las selecciones charrúas, puesto 25 en damas y 56 en varones del ranking internacional, han entrenado en varios lugares repartidos por todo el país. Por otra parte, no han recibido visitantes de equipos internacionales por la falta instalaciones de nivel.

En noviembre de 2019, comenzaron las labores para construir un nuevo estadio con estándares internacionales. El primer trabajo consistió en limpiar terrenos y cavar cimientos en el Parque Lavalleja, propiedad del concejo municipal que ha sido entregado a la asociación por un período de 20 años.

En abril de 2020, el nivel de sub base estaba completo, el piso sintético desde Alemania, la almohadilla de choque de Portugal e Italia y el sistema de tratamiento de agua. La comunidad del hockey uruguayo espera que vuelvan a abrir las fronteras para que los técnicos de la empresa Polytan puedan comenzar a instalar el amortiguador y la alfombra.

Con el sueño tan cerca de realizarse, el inicio de la pandemia ha impedido conectar con posibles patrocinadores y actividades de recaudación de fondos se detuvieron. La presidenta de la Federación, Danae Andrada, declaró para la FIH: “Sabemos que necesitamos apoyo para el último paso y la situación de COVID-19 ha sido una verdadera lucha cuando se trata de encontrar nuevos patrocinadores o ayuda financiera de nuestro gobierno. Sin duda, las preocupaciones sociales y de salud están por encima de todo, pero estamos corriendo nuestra propia carrera para terminar esta construcción”.

De esta manera, se está pidiendo colaboración a la comunidad de hockey para llevar el proyecto a la meta, ya que aún se necesita un 30 por ciento adicional de los costos finales. Por ello, se recurrió a la tecnología digital y se lanzó la aplicación Cancha Celeste o Sky Blue Pitch, que invita a personas a comprar un metro del césped en cualquier lugar que elijan en una réplica virtual de la superficie de juego. Las compras populares tempranas han sido en bocas de gol, áreas circulares y alrededor del punto central.

Las personas, clubes, asociaciones nacionales o federaciones continentales que donen dinero y compren un metro de la cancha verán su nombre en un gran cartel publicitario que se ubicará a un costado de la cancha. Hasta hoy, se ha recibido un apoyo sustancial de parte de los patrocinadores y ahora la Federación está solicitando apoyo a la comunidad internacional de hockey en general.

El presidente de la Federación Panamericana de Hockey, Alberto ‘Coco’ Budeisky, ha señalado la importancia de un campo y un estadio de alta calidad para el país y la región: “Se acerca la fecha de finalización de un sueño sostenido durante mucho tiempo por toda la familia uruguaya de hockey. Es un logro merecido, que ayudará al desarrollo del hockey en Uruguay y, en consecuencia, en todo el hockey panamericano.”

Andrada, que ha estado impulsando este proyecto desde su inicio, agrega: ‘Permitirá un crecimiento exponencial de nuestro deporte local. De hecho, esto ayudará a nuestros equipos nacionales a entrenar en las mismas condiciones que otros que se encuentran en las competiciones internacionales”.

“Hacemos un llamado a la familia internacional del hockey para que nos ayude a superar esto. Creemos que este proyecto nos permitirá alojar selecciones de todo el mundo en nuestra propia casa, estamos dispuestos a invitarlos a todos organizando diferentes competiciones que nos unan”.