El programa de partidos internacionales de rugby programados para la ventana de julio de 2020 se ha pospuesto debido a las altas restricciones adoptadas por los distintos países a causa del Covid19.

Los impedimentos de viaje, las cuarentenas extendidas que aplican numerosos gobiernos y las preocupaciones sobre el tiempo adecuado de preparación del jugador, significan que cualquier tipo de competencia internacional de rugby no puede realizarse en julio.

En la ventana internacional de ese mes habían varios amistosos previstos entre las grandes selecciones mundiales. Por ejemplo, los encuentros como Australia-Irlanda, Japón-Inglaterra, Nueva Zelanda-Gales, Sudáfrica-Escocia, Argentina-Francia (todos en dos ocasiones), EEUU-Italia, Canadá-Italia, Nueva Zelanda-Escocia y Argentina-Italia.

En cuanto al Rugby Championship, que está previsto a jugarse en agosto, las federaciones parte del SANZAAR aún evalúan la evolución de la pandemia para tomar una decisión concreta. Una de las opciones que se baraja, y que va tomando fuerza, es jugar el campeonato con una sede única en Perth, Australia.

Desde World Rugby se espera que la ventana de julio pueda recuperarse en Octubre y así mitigar el impacto económico en las maltrechas arcas de federaciones del Tier1 y Tier2.

World Rugby declara en su comunicado de prensa que “todos los colectivos implicados (federaciones miembro, competiciones internacionales, competiciones de clubes profesionales y jugadores internacionales de rugby) participarán en el desarrollo de un calendario ajustado para el resto del año”.